LAS 10 REGLAS DE LA BUENA SUERTE

Buena suerte
Fuente: Pixabay.com

Hoy compartimos con vosotros las 10 reglas de la buena suerte y empezamos con una pregunta ¿La suerte se hace o se tiene?

La buena suerte se hace, se construye. Se trata de ir sembrando semillas como todo buen campesino. Cultiva la tierra, siembra semillas de calidad y tendrás prosperidad en un futuro. Si tus semillas son de mala calidad y las has sembrado sin ganas, tendrás un futuro, una suerte y un porvenir poco interesante.

Muchos son los que entienden la buena suerte como una lotería, o un tren que pasa. La buena suerte se basa en trabajar en lo que te apetece y de sentido a tu vida, sentirte especial desde tu lugar en el mundo.

Si construyes escenarios de suerte, tendrás buena suerte. De hecho la buena suerte no es más que una consecuencia de nuestros actos y no es algo que de repente te encuentres.

LA DIFERENCIA ENTRE LA SUERTE Y LA BUENA SUERTE

La suerte es algo azaroso. Puede ser una lotería o un tren que pasa. Ésta es la suerte, la que no depende de ti sino la que depende de fuentes externas.

Suerte en juegos de azar
Fuente: Pixabay.com

La buena suerte es ya un concepto de construcción, es algo que tú estás sembrando, estás haciendo de forma proactiva. Es sembrar suerte.

Si te encuentras en la situación de pensar en que no tienes buena suerte  sería bueno que reflexionaras en lo que has estado haciendo, que has estado sintiendo y que has estado pensando en un tiempo para decir hoy que no has tenido buena suerte.

Si te encuentras en la situación contraria y crees que has tenido buena suerte también deberías preguntarte lo mismo y te darás cuenta que has sido tú quien ha estado contribuyendo a este fruto.

Cuando le preguntas a una persona si tiene buena suerte o no,  según lo que te responda sabrás lo que esta persona ha estado haciendo y tendrás un conocimiento previo de esta persona. ¿Tienes buena suerte? Es una muy buena pregunta.

LAS 10 REGLAS DE LA BUENA SUERTE.

1 La suerte no dura demasiado tiempo porque no depende de ti. Sin embargo la buena suerte la creas tú mismo por esto dura siempre.

2 Son muchos los que desean tener buena suerte pero muy pocos los que deciden ir a por ella.

3 Si en este momento no tienes buena suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Es necesario crear nuevas circunstancias para que la buena suerte llegue a ti.

4 Preparar nuevas circunstancias para la buena suerte no significa buscar sólo el beneficio propio. Crea circunstancias para que también otros ganen.

5 Si dejas para “mañana” las circunstancias quizás no llegue nunca la buena suerte. Crear circunstancias requiere dar un primer paso. ¡Dalo ya!

6 Aun bajo las circunstancias aparentemente necesarias, en ocasiones la buena suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias pero ¡imprescindibles!

7 A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

8 Nadie puede vender suerte. La buena suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte.

9 Cuando hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la buena suerte llegue, confía.

10 Crear buena suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. La oportunidad no es cuestión de suerte o azar. ¡Siempre están ahí!

 

P.D. Este artículo está inspirado en el libro “La buena suerte” de Álex Rovira y Fernando Trías de Bes. Un libro muy fácil de leer y un  súper best-seller con millones de libros vendidos y traducido a decenas de idiomas.

¡Disfruta y comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*