MASCARILLA NATURAL CON ALOE VERA

Aloe vera
Fuente:guiasaludable-net

 

Hoy he cortado unas pencas de uno de mis Aloes. Voy a realizar una mascarilla natural de Aloe Vera. Si tienes un Aloe Vera en casa puedes hacerte una mascarilla facial de forma rápida y sencilla. Si eres constante vas a conseguir resultados estupendos.
La combinación de las sustancias que contiene el Aloe Vera hace que actúe en profundidad y de diferentes formas, independientemente del tipo de piel que tengas.
Te será especialmente útil para limpiar en profundidad, suavizar tu rostro, atenuar signos de la edad, aclarar manchas, combatir el acné…

Pencas de Aloe
Fuente: Propia

Pautas para hacer una mascarilla de Aloe Vera.

Necesitamos una penca de Aloe Vera (hoja). Debe de ser de una planta adulta (2 años como mínimo). Aquí te muestro las que he cogido. Son grandes ¿verdad? No te preocupes si tus hojas son más pequeñas, van a ser igualmente útiles.
Se realiza el despunte de la base y de la punta de la hoja .Cortaremos la parte espinosa lateral.
Ahora solo nos queda quitar la corteza de la hoja. Ten cuidado no te cortes, pues el gel es resbaladizo. Si tus hojas de aloe son pequeñas y te resulta difícil extraer la pulpa de esta forma, puedes hacerlo con una cucharita

Entre la corteza de la hoja y el gel existe una sustancia amarilla denominada acíbar que a la vez también es secretada por la propia corteza de la penca al ser cortada. Tiene muchas propiedades pero si la ingerimos tiene propiedades laxantes. Lo comento ya que en muchos artículos de cosmética se hace hincapié en la eliminación del acíbar como si fuese veneno. De hecho hemos de lavar el gel para eliminar impurezas, nada más. Un chorro bajo el grifo es suficiente.
Pasaremos el gel por la batidora. Podemos añadir zumo de limón, muy rico en vitamina C. Nos servirá para mantener las propiedades del Aloe Vera, nos ayudará para aclarar manchas, suavizar la piel, también será un plus muy útil si tenemos acné.

Corte penca Aloe Vera
Fuente: Propia

Una vez listo y con la cara limpia extendemos por el rostro, cuello y escote. Enseguida notarás una sensación de frescor muy agradable. Déjala actuar de 20 a 30 minutos. Posteriormente la retiras con agua templada y para finalizar una crema hidratante.

Si te ha sobrado gel puedes conservarlo en la nevera. Ten en cuenta que el Aloe Vera pierde sus propiedades con lo cual te recomiendo no usarla pasadas 48 horas. La hoja recién cortada se conserva en perfectas condiciones en la nevera durante días. Una buena solución es usar una parte de la hoja cada vez que te hagas una mascarilla y conservar en la nevera el resto de hoja con su piel.
Existen infinidad de mascarillas caseras hechas con base de Aloe Vera (con pepino, con miel, etc…). Yo he apostado por lo más sencillo. Ten presente que el truco está en la constancia y siendo lo fácil que es, si eres constante verás los resultados.

¡Espero tus comentarios!

¡Hasta pronto!

¡Disfruta y comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*