VIDA SANA. APRENDE A QUERERTE

Amor
Pixabay.com

En este artículo os invito a una pequeña reflexión.

Entiendo que en muchas ocasiones nos dejamos llevar por un desmesurado sentido práctico en temas de salud y bienestar en general. Si bien en el momento que enfermamos hemos de acudir al médico también deberíamos reflexionar respecto a los motivos que nos han podido llevar a esta enfermedad.

Solo tú puedes ser el protagonista de tu bienestar o de tu curación, por tanto, debes de implicarte en esta tarea.

Esto, obviamente requiere el cambio de algunos hábitos. Tu forma de comer, de manejar tu tiempo, de gestionar tu vida plenamente…

Muchas veces son estos hábitos de vida que sobrecargan nuestro sistema de defensa y nos predisponen a enfermar.

La recuperación de la salud y el mantenimiento de la misma dependen, en gran medida, de tu capacidad en adquirir unos hábitos de vida saludables.

Alimentación incorrecta, exceso de trabajo o ausencia del mismo, falta de ejercicio, consumo de dulces, tabaquismo, alcohol, son hábitos que nos pueden llegar a enfermar.vida sana

Ya sabemos que el organismo está provisto de una serie de medios orientados a mantenernos sanos. “Nuestro sistema de defensa”, que logra deshacerse de todo aquello que sea tóxico o perjudicial para el organismo (virus, bacterias, sustancias químicas…)

En la actualidad este sistema de defensa se ve superado en su capacidad de desintoxicación.

El estrés, la sobreexigencia, la ambición desmedida, la frustración, la tristeza, la soledad, la incomunicación, son sentimientos profundos a la vez que también causas profundas de enfermedad.

obesidad
colombia.com

De las externas la contaminación y los hábitos dietéticos inadecuados nos llevan a la sobresaturación de sustancias nocivas. Nuestro sistema de defensa no lo puede asimilar todo…

La medicina convencional, la de los medicamentos químicos, parece que nos dirige y orienta en el hecho de que podemos “comer y beber cualquier cosa” para, después tomar un analgésico o un antiácido.

Esta base filosófica explica en gran medida, el aumento exagerado de enfermedades crónicas y degenerativas actuales.

Se utiliza una “terapia” dedicada básicamente a “callar los síntomas” a través de los cuales el organismo “intenta” decirnos que algo va mal.

No debemos permitir que el estrés y la agresividad del mundo actual nos dominen.

No debemos permitir la ingesta indiscriminada de medicamentos químicos supresores, pues estamos perturbando incluso anulando nuestra “propia capacidad de autosanación”.

No hay enfermedades sino enfermos. Busquemos el equilibrio. La enfermedad es un desafío que nos ayuda a crecer y evolucionar. En la vida hay que caminar hacia adelante. ¡Cuídate de forma sana!

vida sana
shurya.com

Este será el primer paso para mejorar en calidad de vida. Haz esta pequeña reflexión y empieza a quererte…

¡Disfruta y comparte!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*